No tengo tiempo para orar

Me levanté temprano una mañana y me apresuré a comenzar el día.
Tenía tanto que realizar que no tuve tiempo para orar.
Los problemas me cayeron encima y la carga se hizo pesada .
¿Por qué no me ayudas Dios? Pensé y Él me dijo: Pero tú no lo pediste.
Deseaba ver la belleza y alegría, mas el día se tornó oscuro y frío.
Pensé, por qué Dios no me mostró lo que yo esperaba.
Él me contestó: Porque tú no me buscaste.
Traté de llegar ante la presencia de Dios.
Y probé todas mis llaves en la cerradura.
Dios, gentil y suavemente exclamó: ¿Por qué no tocaste a la puerta?
Me desperté temprano esta mañana y me detuve antes de comenzar el día.
Tenía tanto que realizar, que tuve que sacar tiempo para orar.

Comentarios

  1. Nunca digas que no tienes tiempo para DIOS por que el tiempo esta echo y o tienes solo tienes que hacer el momento... Por que no hay nada mas importante que DIOSSSS...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LAS CUATRO PARTES LITÚRGICAS DE LA VIGILIA PASCUAL

"Siamo chiamati ad imparare a vivere in mezzo alla zizzania"